roe-retorno-de-capital-invertido

El Retorno sobre el Patrimonio (ROE) es una medida de rendimiento financiero calculada dividiendo la utilidad neta entre el patrimonio de los accionistas. Como el patrimonio de los accionistas es igual a los activos de una empresa menos sus deudas, el ROE se considera el rendimiento sobre los activos netos. El ROE se considera una medida de rentabilidad de una empresa y qué tan eficiente es para generar ganancias. Cuanto mayor sea el ROE, más eficiente es la gestión de una empresa para generar ingresos y crecimiento a partir de su financiamiento patrimonial.

Puntos clave:

  • El Retorno sobre el Patrimonio (ROE) es la medida del ingreso neto de una empresa dividido por el patrimonio de los accionistas.
  • El ROE es un indicador de la rentabilidad de una corporación y de qué manera genera eficientemente esas ganancias.
  • Cuanto más alto sea el ROE, mejor es una empresa en convertir su financiamiento patrimonial en ganancias.
  • Los ROE variarán según la industria o sector en el que opera la empresa.

Rentabilidad sobre el capital (ROE)

El ROE se expresa como un porcentaje y se puede calcular para cualquier empresa si los ingresos netos y el capital son números positivos. La utilidad neta se calcula antes de los dividendos pagados a los accionistas comunes y después de los dividendos a los accionistas preferenciales y los intereses a los prestamistas.

Return on Equity = Net Income / Average Shareholders’ Equity

El Net Income es el monto de ingresos, gastos netos e impuestos que una empresa genera durante un período determinado. El patrimonio promedio de los accionistas se calcula sumando el patrimonio al comienzo del período.
El comienzo y el final del período deben coincidir con el período durante el cual se genera el net income.

El net income durante el último año fiscal completo, o los últimos 12 meses, se encuentra en el estado de resultados, que es una suma de la actividad financiera durante ese período.

El patrimonio de los accionistas proviene del balance general, que es un balance continuo de toda la historia de cambios en los activos y pasivos de una empresa.

Se considera una buena práctica calcular el ROE en función del patrimonio promedio durante un período debido a la falta de coincidencia entre el estado de resultados y el balance general.

Cómo calcular el Retorno sobre el Patrimonio (ROE)

El ROE se calcula comparando la proporción de los ingresos netos o utilidad neta con el monto del patrimonio de los accionistas. Se calcula de la siguiente manera:

ROE = Utilidad Neta / Patrimonio de los Accionistas

La utilidad neta se calcula como la diferencia entre los ingresos netos y todos los gastos, incluyendo intereses e impuestos. Es la medida más conservadora para que una empresa la analice, ya que deduce más gastos que otras medidas de rentabilidad, como los ingresos brutos o los ingresos operativos.

Debido a que la utilidad neta se genera a lo largo de un período de tiempo y el patrimonio de los accionistas es una cuenta del balance general que a menudo se informa sobre un período específico, un analista debe tomar un promedio del saldo del patrimonio. Esto se hace generalmente tomando el promedio entre el saldo inicial y el saldo final del patrimonio.

Qué te dice el Retorno sobre el Patrimonio

Si un ROE se considera bueno o malo dependerá de lo que sea normal entre los pares de una acción. Por ejemplo, las empresas de servicios públicos tienen muchos activos y deudas en el balance general en comparación con una cantidad relativamente pequeña de utilidad neta. Un ROE normal en el sector de servicios públicos podría ser del 10% o menos. Una empresa de tecnología o minorista con cuentas más pequeñas en el balance general en relación con la utilidad neta puede tener niveles de ROE normales del 18% o más.

Una buena regla general es apuntar a un ROE igual o ligeramente superior al promedio del sector de la empresa, es decir, de aquellas empresas en el mismo negocio. Por ejemplo, supongamos que una empresa, TechCo, ha mantenido un ROE constante del 18% en los últimos años en comparación con el promedio de sus pares, que fue del 15%. Un inversor podría concluir que la gestión de TechCo es superior al promedio en el uso de los activos de la empresa para generar ganancias.

Las ratios de ROE relativamente altas o bajas variarán significativamente de un grupo industrial o sector a otro. Sin embargo, un atajo común para los inversores es considerar un retorno sobre el patrimonio cercano al promedio a largo plazo del S&P 500 (hasta el cuarto trimestre de 2022, 13,29%) como una ratio aceptable y cualquier cosa inferior al 10% como deficiente.

Retorno sobre el Patrimonio y Desempeño de las Acciones

Las tasas de crecimiento sostenible y las tasas de crecimiento de dividendos se pueden estimar utilizando el ROE, asumiendo que la ratio está aproximadamente en línea o ligeramente por encima del promedio de su grupo de pares. Aunque puede haber algunos desafíos, el ROE puede ser un buen punto de partida para desarrollar estimaciones futuras de la tasa de crecimiento de una acción y la tasa de crecimiento de sus dividendos. Estos dos cálculos son funciones entre sí y se pueden utilizar para realizar una comparación más sencilla entre empresas similares.

Para estimar la tasa de crecimiento futura de una empresa, multiplica el ROE por la tasa de retención de la empresa. La tasa de retención es el porcentaje de la utilidad neta que se retiene o reinvierte por la empresa para financiar el crecimiento futuro.

ROE y una Tasa de Crecimiento Sostenible (Sustainable Growth Rate -> SGR)

Supongamos que hay dos empresas con ROEs e ingresos netos idénticos pero con diferentes tasas de retención. Esto significa que cada una tendrá una tasa de crecimiento sostenible (SGR) diferente. La SGR es la tasa a la que una empresa puede crecer sin tener que pedir dinero prestado para financiar ese crecimiento. La fórmula para calcular la SGR es ROE multiplicado por la tasa de retención (o ROE multiplicado por uno menos la tasa de pago).

Por ejemplo, la Empresa A tiene un ROE del 15% y una tasa de retención del 70%. La Empresa B también tiene un ROE del 15% pero una tasa de retención del 90%. Para la Empresa A, la tasa de crecimiento sostenible es del 10.5% (15% * 70%). La SGR de la Empresa B es del 13.5% (15% * 90%).

Una acción que crece a un ritmo más lento que su tasa sostenible podría estar subvaluada, o el mercado puede estar considerando riesgos clave. En cualquier caso, una tasa de crecimiento que esté muy por encima o por debajo de la tasa sostenible requiere una investigación adicional.

Utilizando el Retorno sobre el Patrimonio para identificar problemas

Es razonable preguntarse por qué un ROE promedio o ligeramente superior es preferible en lugar de un ROE que sea el doble, triple o incluso mayor que el promedio de su grupo de pares. ¿No son las acciones con un ROE muy alto un mejor valor?

A veces, un ROE extremadamente alto es algo bueno si la utilidad neta es extremadamente grande en comparación con el patrimonio debido a que el desempeño de una empresa es muy sólido. Sin embargo, un ROE extremadamente alto a menudo se debe a una cuenta de patrimonio pequeña en comparación con la utilidad neta, lo que indica riesgo.

Beneficios Inconsistentes

El primer problema potencial con un ROE alto podría ser beneficios inconsistentes. Imagina que una empresa, LossCo, ha tenido pérdidas durante varios años. Las pérdidas de cada año se registran en el balance general en la parte del patrimonio como una «pérdida retenida». Estas pérdidas son un valor negativo y reducen el patrimonio de los accionistas.

Ahora, supongamos que LossCo ha tenido una ganancia inesperada en el año más reciente y ha vuelto a ser rentable. El denominador en el cálculo del ROE es ahora muy pequeño después de muchos años de pérdidas, lo que hace que su ROE sea engañosamente alto.

Exceso de Deuda

Un segundo problema que podría causar un ROE alto es el exceso de deuda. Si una empresa ha estado endeudándose agresivamente, puede aumentar el ROE porque el patrimonio es igual a los activos menos la deuda. Cuanta más deuda tenga una empresa, menor puede ser el patrimonio. Un escenario común es cuando una empresa toma grandes cantidades de deuda para recomprar sus propias acciones. Esto puede inflar las ganancias por acción (EPS), pero no afecta el desempeño real ni las tasas de crecimiento.

Net Income (Utilidad neta) Negativa

Por último, la utilidad neta negativa y el patrimonio de los accionistas negativo pueden crear un ROE artificialmente alto. Sin embargo, si una empresa tiene una pérdida neta o un patrimonio de los accionistas negativo, no se debe calcular el ROE.

Si el patrimonio de los accionistas es negativo, el problema más común es una deuda excesiva o una rentabilidad inconsistente. Sin embargo, hay excepciones a esa regla para las empresas que son rentables y han estado utilizando el flujo de efectivo para recomprar sus propias acciones. Para muchas empresas, esta es una alternativa al pago de dividendos y eventualmente puede reducir el patrimonio (las recompras se restan del patrimonio) lo suficiente como para que el cálculo sea negativo.

En todos los casos, los niveles de ROE negativos o extremadamente altos deben considerarse una señal de advertencia que vale la pena investigar. En casos raros, una ratio de ROE negativa puede deberse a un programa de recompra de acciones respaldado por el flujo de efectivo y una excelente gestión, pero este es un resultado menos probable. En cualquier caso, una empresa con un ROE negativo no puede ser evaluada en comparación con otras acciones con ratios de ROE positivas.

Limitaciones del Retorno sobre el Patrimonio

Un ROE alto no siempre es positivo. Un ROE desproporcionado puede ser indicativo de varios problemas, como beneficios inconsistentes o una deuda excesiva. Un ROE que cambia ampliamente de un período a otro también puede ser un indicador de un uso inconsistente de los métodos contables.

Un ROE negativo debido a que la empresa tiene una pérdida neta o un patrimonio de los accionistas negativo no se puede utilizar para analizar la empresa, ni se puede utilizar para compararla con empresas con un ROE positivo. El término ROE es un nombre inapropiado en esta situación, ya que no hay retorno; la clasificación más adecuada es considerar cuál es la pérdida en el patrimonio.

A menudo, el ROE no se puede utilizar para comparar diferentes empresas en diferentes industrias. El ROE varía entre sectores, especialmente porque las empresas tienen márgenes de operación y estructuras de financiamiento diferentes. Además, las empresas más grandes y eficientes pueden no ser comparables con empresas más jóvenes.

Al igual que todas las herramientas utilizadas para el análisis de inversiones, el ROE es solo una de las muchas métricas disponibles que identifica solo una parte de las finanzas generales de una empresa. Es crucial utilizar una combinación de métricas financieras para comprender completamente la salud financiera de una empresa antes de invertir.


Retorno sobre el Patrimonio vs. Retorno sobre el Capital Invertido

Aunque el ROE analiza cuántas ganancias puede generar una empresa en relación con el patrimonio de los accionistas, el retorno sobre el capital invertido (ROIC) lleva ese cálculo un par de pasos más allá.

El propósito del ROIC es determinar la cantidad de dinero después de los dividendos que una empresa genera en función de todas sus fuentes de capital, que incluye el patrimonio de los accionistas y la deuda.

El ROE analiza cómo utiliza una empresa el patrimonio de los accionistas, mientras que el ROIC tiene como objetivo determinar cómo utiliza una empresa todo su capital disponible para generar ganancias. Mientras que el ROE se centra específicamente en el rendimiento de los accionistas, el ROIC considera tanto el patrimonio de los accionistas como la deuda de la empresa. Esto proporciona una visión más completa de cómo una empresa utiliza todas sus fuentes de financiamiento para generar beneficios. Al evaluar una empresa, es útil considerar tanto el ROE como el ROIC para obtener una imagen más amplia de su desempeño financiero y su capacidad para generar ganancias para los inversionistas.

¿Qué es un buen ROE?

Al igual que con la mayoría de las métricas de rendimiento, lo que se considera un ROE «bueno» dependerá de la industria de la empresa y sus competidores. Aunque el ROE a largo plazo de las diez principales empresas del S&P 500 ha promediado alrededor del 18.6%, las industrias específicas pueden ser significativamente más altas o más bajas.

Si todo lo demás es igual, es probable que una industria tenga un ROE promedio más bajo si es altamente competitiva y requiere activos sustanciales para generar ingresos. Por otro lado, las industrias con pocos actores y donde se necesitan pocos activos para generar ingresos pueden mostrar un ROE promedio más alto.

¿Cómo se calcula el ROE?

Para calcular el ROE, los analistas simplemente dividen el ingreso neto de la empresa por su patrimonio promedio de los accionistas. Dado que el patrimonio de los accionistas es igual a los activos menos los pasivos, el ROE es esencialmente una medida del rendimiento generado sobre los activos netos de la empresa. Dado que la cifra del patrimonio puede fluctuar durante el período contable en cuestión, se utiliza un patrimonio promedio de los accionistas.

¿Cuál es la diferencia entre el Retorno sobre los Activos (ROA) y el ROE?

El Retorno sobre los Activos (ROA) y el ROE son similares en el sentido de que ambos intentan evaluar qué tan eficientemente genera sus ganancias la empresa. Sin embargo, mientras que el ROE compara el ingreso neto con los activos netos de la empresa, el ROA compara el ingreso neto solo con los activos de la empresa, sin deducir sus pasivos. En ambos casos, es probable que las empresas en industrias cuyas operaciones requieren activos significativos muestren un retorno promedio más bajo.

¿Qué sucede si el ROE es negativo?

Si el ROE de una empresa es negativo, significa que hubo un ingreso neto negativo para el período en cuestión (es decir, una pérdida). Esto implica que los accionistas están perdiendo en su inversión en la empresa. Para empresas nuevas y en crecimiento, es normal esperar un ROE negativo; sin embargo, si el ROE negativo persiste, puede ser una señal de problemas.

¿Qué hace que el ROE aumente?

El ROE aumentará a medida que el ingreso neto aumente, manteniendo todo lo demás igual. Otra forma de aumentar el ROE es reducir el valor del patrimonio de los accionistas. Dado que el patrimonio es igual a los activos menos los pasivos, aumentar los pasivos (por ejemplo, tomar más financiamiento de deuda) es una forma de aumentar artificialmente el ROE sin necesariamente aumentar la rentabilidad. Esto puede ser amplificado si esa deuda se utiliza para recomprar acciones, lo que reduce efectivamente la cantidad de patrimonio disponible.

Resumen
El retorno sobre el patrimonio es una métrica financiera común que compara cuánto ingreso genera una empresa en comparación con el patrimonio total de los accionistas. Aunque el ROE puede indicar qué tan bien utiliza una empresa sus recursos para generar ganancias, no considera la estructura financiera completa de la empresa, la industria ni el desempeño frente a la competencia sin un análisis adicional.

Fuentes de información:

  1. https://www.investopedia.com/terms/r/returnonequity.asp
  2. Rice University via OpenStax. «Principles of Accounting, Volume 1: Financial Accounting – A: Financial Statement Analysis
  3. CSIMarket, Inc. «S&P 500: Management Effectiveness Information & Trends: Current
  4. Accounting Tools. «Retention Ratio Definition
  5. Accounting Tools. «Sustainable Growth Rate Definition
  6. Harvard Law School Forum on Corporate Governance. «The Dangers of Buybacks: Mitigating Common Pitfalls
  7. Accounting Tools. «Return on Invested Capital Definition
  8. Alphabet. «Alphabet Announces Fourth Quarter and Fiscal Year 2022 Results
  9. Amazon.com, Inc. «Form 10-K
  10. Apple. «Apple Reports Fourth Quarter Results
  11. Federal Deposit Insurance Corporation. «Equity/Assets and ROE of S&P 500 Companies
analisis-de-acciones
eltitoNull

Síguenos en YouTube @analisisdeacciones y en X @eltitonull para estar al tanto de todas las novedades y análisis de acciones. ¡Te esperamos!

Artículo anteriorGAAP vs. Non-GAAP: ¿Cuál es la diferencia?
Artículo siguienteLos Mejores Documentales de Inversión: Potencia tu Conocimiento Financiero parte I